Making of: Scooter Chair

Making of: Scooter Chair

En 2007, inmersos en la creación de piezas de mobiliario y decoración a partir de materiales recuperados y reciclados, decidimos empezar con el prototipo de lo que seria la actual Scooter Chair. Como amantes de la mítica scooter de Corradino D’Ascanio, este proyecto tenia un significado mas profundo que de simplemente crear un objeto Nuevo a partir de un vehículo Viejo. El dia que recibimos nuestro primer chasis de una Vespa recuperada del desguace, sabíamos que este iba a ser un proyecto que iba a definir nuestro futuro. Nuestra forma de devolver esta pieza a la vida fue a través de crear una silla giratoria que acabaría siendo una de nuestras piezas mas reconocibles, La Scooter Chair.

El chasis original recuperado, que inicialmente estaba cortado por la mitad y traía consigo varias capas de oxido, se convirtió en nuestro nuevo lienzo. Después de horas de investigación e infinitos bocetos, decidimos recuperar una de las partes que considerábamos mas reconocibles: la cobertura frontal. Y convertirla en una pieza que no solo sirviera como objeto decorativo, sino como un mueble funcional.

Para crear la Scooter Chair, decidimos utilizar la forma curveada de la cobertura frontal, que al mismo tiempo se convierte en el reposapiés de la scooter, donde esta colocado el pedal de freno. Ya de por si, la pieza tenia la forma de una silla, y por ello nos serviría de esqueleto para nuestra nueva creación. El reto era convertirla en una silla giratoria premium que no solo fuera cómoda, pero también fuera visualmente atractiva.

Ingeniamos un mecanismo por el cual podíamos moldear madera de contrachapado que cupiera perfectamente en las formas curveadas de la cobertura, una pieza que nos permitiría poner el respaldo y cojín inferior y que pudiéramos tapizar con piel o poli piel de alta calidad. Para que se pudiera mantener, ingeniamos la forma de añadir un pie hidráulico cromado, que permitiera regular la altura de la silla como cualquier otra silla de oficina. Como guinda del pastel, decidimos añadirle un pie con ruedas que haría que esta silla tuviera todos los requisitos mínimos para ser considerada realmente una silla de oficina giratoria.

Las diferencias están en los pequeños detalles, y por eso decidimos mantener los intermitentes originales, incluso manteniéndolos funcionales con un interruptor y una pequeña bacteria. También reutilizamos el pedal original de la moto para que fuera utilizada como regulador del pie hidráulico. Añadimos un tapizado y una pintura de alta calidad y la Scooter Chair tomó su forma final.

Después de muchos años de producción, la Scooter Chair ha sido modificada y los procesos han sido actualizados infinitas veces para conseguir lo que es hoy, una Hermosa pieza de decoración, que ha sido incluida en el museo Piaggio como forma de honrar su carácter único en su forma de rendirle tributo a la Vespa original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *